Educación en el mundo digital


7 razones para ser profesor particular y sus beneficios

7 razones para ser profesor particular y sus beneficios

 

Aunque no siempre es necesario contar con un título de profesor para  impartir tus conocimientos a otras personas, en especial a niños y jóvenes, debes reconocer cuales son los temas que dominas y especializarte en ello. Por ejemplo, si eres bueno en: arte, música, matemáticas, literatura, informática u otra materia, tienes deseos de enseñarlo a otros y quieres ganar algo de dinero extra, aquí tienes 7 buenas razones para ser profesor particular y sus beneficios.

Razones para ser un profesor particular:

  • Deseo de contribuir a los demás: al convertirte en profesor particular tendrás la oportunidad de ayudar a que otros aprendan lo que tu ya dominas.
  • Refrescar tus conocimientos: dicen que la repetición es la madre de la retención, por eso, al enseñar a otros podrás mejorar las bases de tus conocimientos.
  • Uso de nuevas herramientas: tienes la libertad de usar herramientas que facilitan la búsqueda de ideas, materiales y recursos, que hacen más enriquecedoras las clases particulares, tales como el Campus Virtual de Nomaddi que contiene cursos y actividades para cada nivel educativo, mira lo que ofrece aquí.
  • Experiencia: como profesor particular podrás elegir la cantidad de alumnos que tendrás, haciendo más sencillo la programación y evaluación de las clases, esto te preparará antes de enfrentarte a un salón entero.
  • Horario flexible y dinero extra: puedes hacer tu propio horario de acuerdo al resto de tus ocupaciones, además establecer tarifas según tu experiencia o cronograma de actividades.
  • Satisfacción: al ver el progreso de tus alumnos y los objetivos cumplidos tendrás una satisfacción indescriptible.

Beneficios de ser un profesor particular:

  • A pesar de tener una enorme responsabilidad con tu alumno, no tienes un jefe que te imponga su propia metodología.
  • No te limita, estás en la libertad de tener otro empleo, sin descuidar a tu alumno.
  • Tu decides a quién deseas darle clases.
  • Estableces tus propias tarifas, según el esfuerzo y horas que dediques a cada alumno.
  • Existen numerosas tecnologías que facilitan las actividades de un profesor particular, por ejemplo: aplicaciones y programas que te permiten dar clases online.
  • Estableces una estrecha relación de confianza con el alumno, cosa que no ocurre en todos los trabajos.

Como vimos, la tarea del docente va más allá de una clase. Para lograr un buen papel es necesario esfuerzo, conocimiento, paciencia, empatía y amor por enseñar, usa estos 7 consejos para ser un mejor docente siempre que lo necesites.